80 días.

 

– Zur Wahrheit braucht man die meiste Phantasie.

Heiner Müller.

Se ha perdido la capacidad de imaginar.

Sólo los que puedan imaginar sin límites vencerán, porque de la imaginación nacen las soluciones. De la anti-imaginación solo afloran los problemas. Crecen en nuestras aguas estancadas, causa putrefacta y principal de la tristeza; que produce a su vez el ahogo que resulta en el mortal veneno de quien sufre aburrimiento vital: la guerra.

Cuando los que sí imaginan, sin embargo, diseñan nuevos modos de destrucción y no de curación, hay un problema: les aconsejo cambiar de pareja o de libro de cabecera. Cuando los dioses, frustrados, se endemonian, la humanidad se da la vuelta. Se queda colgada del revés mostrando su interior sangriento. Parece que la inteligencia nunca va a decidirse a firmar su contrato con la vida o con la muerte.

Para el Bien o para el Mal, no obstante, la imaginación ha de seguir vigente. Quien elija la atrofia, se condenará a ser marioneta de madera y mirará impotente, sin acordarse de que lo que siente se llama impotencia, cómo los demás mueven sus hilos. Y perdonen la metáfora trillada, quizás soy ya la siguiente víctima, quizás me he despojado ya de la capacidad de decidir nuevas opciones, la ceguera es una epidemia que no avisa. Reirán, reiremos unos de otros sin conocer el motivo de la pirueta propia, ni de la ajena.

Debemos volver a ser niños de verdad, para salvarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s